Facturación Electrónica

Versión 2.1. Con Validación Previa.
Decreto 2242 de 2015.
Decreto único reglamentario 1625 de 2016.

Este documento es el que soporta las transacciones de venta de bienes y/o servicios y que cumple con características y condiciones con relación a expedición, recibo, rechazo y conservación. HELISA factura electrónicamente desde agosto de 2017 a través de su filial ATEB Colombia, que es un OPERADOR TECNOLÓGICO de amplia trayectoria en México, debidamente habilitado por la DIAN mediante resolución 004567 del 27 de junio de 2017. Un Operador Tecnológico con experiencia probada y además de la casa, blinda todo el proceso con robustez tecnológica, con certificaciones, licenciamientos, apoyos y claridad en toda la cadena de custodia del dato y sus contingencias. El “dialogo” entre HELISA y su operador tecnológico es transparente para el usuario, pues ya está adaptado a esta condición. Utilizamos el formato electrónico XML establecido por la DIAN y cumple con el requisito 617 del estatuto tributario, uso de firma digital para garantizar la autenticidad, integridad y no repudio, así como inclusión del código único de facturación electrónica CUFE. Los documentos que son emitidos electrónicamente son las facturas, las notas débito y crédito y los registros de acuse de recibo.

¿Por qué Facturar Electrónicamente?

  • Porque elimina el riesgo de pérdida de documentos físicos
  • Por una eficiente gestión documental.
  • Por el cuidado y la protección del medio ambiente
  • Facilita las transacciones y su consulta en línea
  • Mejora la trazabilidad y seguridad de las operaciones
  • Mejoras en la gestión de recaudo y por ende la liquidez de las empresas.
  • Optimización de recursos (ahorros) en costos de impresión, despachos y almacenaje.
  • Procesos administrativos más rápidos y eficientes.
  • Integración de procesos misionales, logísticos, contables, financieros y administrativos.
  • Mejora la relación Cliente / Proveedor.
¿Por qué facturar electrónicamente?